Que ganas

•2013/03/17 • 2 comentarios

Que ganas tengo de hablarte
pero no te quiero molestar
estoy muriendo por saludarte
y esta noche contigo platicar.

Que ganas tengo de escribirte
para preguntarte cómo estás
y poder de esta forma decirte
que te amo por siempre jamás.

Que ganas de sentirte mía
tu piel suavemente acariciar
cruzar miradas todo el día
y besos por la noche al amar.

Que ganas de probar tus labios
y tus suaves mejillas acariciar
olvidarnos de los crueles horarios
sólo por esta tarde, y nada más.

Anuncios

Combinación fatal

•2013/03/16 • Dejar un comentario

El tiempo pasa y sin embargo
hay algo que permanece igual
no me refiero a tu cabello largo
sino a tu sonrisa de coral.

Día tras día, año tras año
las cosas vienen y se van
sufriendo por el eterno daño
a las cuales expuestas están.

Pero el fuego en tu mirada
imposible es de apagar
calienta el agua más helada
y hace a la luna brillar.

Con tus labios y tus ojos
cual reflejo de cristal
abres todos los cerrojos
son una combinación fatal.

Me enamoré de tus ojos

•2013/03/10 • Dejar un comentario

Es una locura simplemente
algo que nadie podría pensar
como un sueño que vagamente
se construye para amar.

Y es que tu mirada me transforma
a mi mundo completo hace girar
cambia de mi percepción la forma
haciendo a mi razón desvariar.

Porque son tus ojos mi quimera
mi faro en la cruel oscuridad
porque mi alma completa diera
para estar en su honda intimidad.

Son esas grandes llamaradas
que provienen de tu corazón
que se escapan con tus miradas
enamorándome y perdiendo la razón.

Qué más quisiera

•2013/03/02 • Dejar un comentario

Qué más quisiera, que tenerte aquí mi lado
para abrazarte en estas noches frías
sintiendo los latidos de tu corazón enamorado

Qué más quisiera, que ser el dueño de tus besos
para provocar de mis amigos la envidia
porque fui yo quien se quedó con esos “huesos”

Qué más quisiera, que amarte el resto mi vida
para poder darte todo lo que tu alma quiera
queriéndote cada día sin razón y sin medida.

Qué más quisiera, que sentir con fuerza tus abrazos
para tener la certeza que en esta vida
mi corazón jamás se volverá a romper en mil pedazos.

Qué más quisiera, que disfrutar de tu dulce aroma
para saciar la inmensa sed que me provocan
tus ojos, tu piel y tu sonrisa que a mi alma desploman.

Qué más quisiera, que decirte que este poema es sólo tuyo
para que sepas cuando te amo y te venero
y que tu eres mi flor, pero que aún sigues en capullo.

Enamorado

•2013/03/02 • Dejar un comentario

A veces me pregunto
si estaré enamorado
está bueno el asunto
no lo había yo notado.

Son sutiles las señales
que me han puesto a pensar
en comportamientos anormales
de mi forma de actuar.

Porque cruzas por mi mente
justo antes de que duerma
y regresas nuevamente
cuando la mañana me despierta.

Porque tengo que mirarte
cada que te tengo cerca
y quisiera acariciarte
suavemente y sin reserva.

Porque muero yo de celos
cuando no estás a mi lado
y se ha vuelto mi anhelo
que yo tu alma haya robado.

Porque te miro y te deseo
como las estrellas a la luna
y siento que soy ateo
pues eres tu mi diosa y fortuna.

Nuevamente

•2013/02/22 • Dejar un comentario

Nuevamente se cruzan las miradas
y se intercambian las sonrisas
que llenas de ilusiones abnegadas
son saetas de fuego muy precisas.

Nuevamente te tengo frente a frente
y puedo disfrutar tu suave aroma
que se ha clavado fuerte en mi mente
sabes bien que no es ninguna broma.

Nuevamente juegas con mi mente
y paso a paso me ilusionas
dejando que me acerque a la fuente
cuando mi nombre tu mencionas.

Nuevamente tu me has seducido
y otra vez me tienes a tus pies
enamorado de ti, vencido
porque eres mi jurado y mi juez.

Finalmente lo entendí

•2013/01/20 • Dejar un comentario

Muchas veces disfruté tu presencia
y otras tantas sufrí por tu ausencia
me encontraba al borde de la demencia
al no percibir en el aire tu esencia.

Cual ratón al queso me atraías
con sólo dirigirme una mirada
porque se que en el fondo sabías
que tenías mi voluntad atada.

Resistirme a tus encantos fue mi escudo
cuando la razón se rindió y ya no pudo
negar que en cada ocasión quedé mudo
al ver tus ojos creando en mi alma un nudo.

Por fin llega el día en que te alejas
repentinamente de esto me he enterado
y como en todo cuento hay moralejas
finalmente entendí que estoy de ti enamorado.